China la fábrica del mundo

China la fábrica del mundo

Hagamos negocios con el gigante asiático

Por: Aldo Girao Kosaka

Hoy en día China es el principal exportador para más de 100 economías mundiales. En 2017, se mantendrá como un motor de crecimiento de la economía global gracias a su estabilidad en un marco internacional de incertidumbre. El gigante asiático proyecta mantener su crecimiento en los próximos 10 a 20 años.

En el caso del Perú, es nuestro principal socio comercial, el país al cual más vendemos (exportamos) y del cual más compramos (importamos). Conocer más su cultura de negocios, las oportunidades que nos ofrece y cómo aprovecharlas es fundamental para toda persona inmersa o interesada en el mundo empresarial.

LA FÁBRICA DEL MUNDO

China nos ofrece una variada propuesta de productos diversificados y desarrollados de acuerdo con las características de los países que atiende. Este es el gran motor de la importación, por ello es considerada como la fábrica del mundo.

El poder conocer las herramientas que nos permitirán definir los productos más adecuados para importar, verificar proveedores y sobre todo la calidad de sus productos es conocimiento básico antes de iniciarse en la importación. El éxito de una buena importación radica en el conocimiento previo a la compra, en la investigación. Para ello, hoy en día contamos con la tecnología que permite acercarnos y romper barreras de distancia. Sin embargo, es importante conocer la cultura de negocios china para tener transacciones comerciales exitosas, duraderas y de constante crecimiento.

Otro proceso clave frente a los proveedores es la negociación. Encontrar el equilibrio entre precio y características es una fórmula que acortará la brecha hacia el éxito. No obstante, en la importación es primordial prevenir. Es mucha mejor inversión comprar muestras del producto a importar antes que recibir una orden distinta a la proyectada. De la misma manera, es mejor contratar auditorías que visiten las fábricas antes de cerrar un negocio o, con las que ya lo hicimos, verificar la carga antes del envío. Todas estas prevenciones deben estar sustentadas de acuerdo con el monto de inversión.

Aprender más a fondo sobre las oportunidades que nos presenta China y saber cómo aprovecharlas es un conocimiento básico del empresario de hoy en día. La importación no solo abastece de producto a la comercialización y distribución, también permite implementar maquinaria y renovar equipos, entre otros. Tengamos siempre presente que casi todo lo que existe sobre la tierra a nivel de producto ha sido fabricado en China.