Employer Branding

Employer Branding

¿Qué diferencia una organización de otra ante los ojos de un candidato? El Employer Branding consiste en definir la estrategia de marca que utilizará la empresa para obtener una posición privilegiada dentro del mercado laboral. Esto es, las herramientas y técnicas que se utilizarán para darse a conocer como una institución adecuada para desarrollarse profesionalmente dentro de ella, que sea atractiva a los candidatos.

Este novedoso concepto parte de la idea de garantizar un excelente servicio e imagen, no solo para los clientes externos, como los compradores o quienes utilizan los servicios, sino también hacia los clientes internos: empleados, colaboradores, accionistas y candidatos. De esta manera, las empresas que manejan un adecuado Employer Branding logran atraer candidatos más específicos y mejor preparados para su organización.

Para esto, es necesario que la compañía cuente con un adecuado clima laboral, pues los mismos empleados serán parte del proceso de “publicidad” que se realiza por redes sociales profesionales, dentro de los pasillos de la empresa y al recomendar a las personas o familiares para que laboren en dicha institución.

Un adecuado Employer Branding promoverá los valores empresariales y alentará a su personal a vivir la cultura organizacional por medio de una adecuada interacción, comunicación efectiva y procesos de mejora en los aspectos del recurso humano. No se trata solo de atraer el talento humano, sino que es necesario vincular una estrategia para que el personal crezca dentro de la empresa y mantenga una lealtad institucional, lo que permitirá reducir la rotación, entre otros beneficios.

En muchas ocasiones esta herramienta exige una reestructuración por parte de la empresa, ya que no siempre están bien definidas las metas organizacionales y algunas veces es necesario dar un paso hacia adelante entre lo que se es actualmente y lo que se desea llegar a ser. Para esto, hay que realizar un análisis externo e interno para saber actualmente como se proyecta la institución, como la perciben las personas y que elementos ha estado promoviendo. Una vez definido esto, el siguiente paso es reconstruir las ideologías y la estrategia organizacional.

El Employer Branding será diferente en cada caso, lo que puede funcionar en algunas empresas, para otras puede no tener resultados positivos. Por este motivo, es de vital importancia especificar adecuadamente las fortalezas de la institución y lograr maximizarlas para promoverlas tanto externa como internamente. Todo esto es un proceso de comunicación pausado y efectivo, que ira de la mano con un adecuado y congruente sistema de desarrollo profesional dentro de la organización.

Hay empresas que han logrado posicionar, sin saberlo, una excelente marca en el mercado; esto sucede por cualidades tan importantes como la experiencia, la trayectoria y el crecimiento continuo de su talento humano. De esta manera, los candidatos antes de asistir a una entrevista, conocen por medio de esta información que tipo de empresa es, que puede aportar a sus vidas y como tratan a sus empleados, siendo todos estos parámetros, importantes para su decisión a la hora de postularse y aceptar una oferta de trabajo.