FORMALICEMOS DE VERDAD LAS EMPRESAS: ¡VIVA EL PERU!

En el mes de la patria he querido escribir este artículo con la finalidad de reflexionar sobre los pasos que debemos de seguir para constituir una empresa en el Perú y haremos propuestas de solución a esta interesante problemática que debe convocar al análisis serio de los políticos y técnicos.

Al hacer un diagnóstico social de la realidad empresarial peruana nos damos con la sorpresa que ha escasos cinco año del bicentenario de la independencia de nuestro país todavía existe un gran centralismo que pretende solucionarse con un Ministerio de Desarrollo Regional por parte del presidente electo.

Entonces, amigos, hay que ver con calma la publicidad reciente de organismos públicos relacionados con el fenómeno de la formalización empresarial como SUNARP que ahora nos informa que se puede constituir una empresa en tan solo veinticuatro horas y sin tener que utilizar formularios físicos.

Ello debido al Sistema de Intermediación Digital que permite iniciar el procedimiento registral mediante la generación del parte notarial en formato electrónico, la firma digital del notario y el envío al domicilio electrónico de la SUNARP.

El secreto para que esto funcione en todo el país es construir o promover una Cultura Empresarial basada en nuevos valores de consenso que sea compartido por la ciudadanía, los notarios y los registradores; con el apoyo de los líderes políticos y dueños de los medios de comunicación social.

No quiero pecar de idealista con ustedes pero es necesario tener esperanza en este Perú que somos todos nosotros, quienes por nuestras experiencias de negocio hemos identificado y vivido los siguientes pasos para constituir nuestra empresa:

Luego de haber planeado tu idea de negocio y ver el futuro con optimismo, debemos confiar en la sabiduría de nuestros asesores empresariales dentro de los cuales se encuentra el Abogado identificado con las Ciencias Empresariales quien como si fuera el Padrino de la futura criatura te ayudará a encontrar un buen nombre que deberá reservarse en los Registros Públicos de tu localidad.

Con el nombre o razón social de tu empresa podrás ingresar al detalle de tus actividades empresariales, la duración de la empresa, la designación de su primer Gerente General y todas sus funciones conforme a la ley de la materia. No olvidándonos que las empresas como personas jurídicas pueden ser EIRL o Sociedades.

El documento redactado diligentemente por el abogado de tu confianza y que contendrá los puntos señalados en el párrafo anterior entre otros se llama Minuta y llevara la firma y sello del abogado que lo redacto, según las pautas y visión que tu como emprendedor le haz brindando.

Después, tenemos que identificar que Notaria de nuestra ciudad se caracteriza por un buen servicio a los emprendedores ya que lamentablemente existen notarias que no invierten en mejorar la calidad de sus servicios notariales al público que busca eficiencia y eficacia de parte del Notario como líder de su equipo.

El notario elevara a escritura pública nuestra minuta de constitución y por lo general ofrece un servicio administrativo que se extiende hasta la inscripción de su empresa en el registro. La tarifa por los servicios notariales deberá ser publicada en una lista para que el público consumidor pueda evaluar y tomar una decisión conveniente a su situación.

A continuación es el turno de SUNARP quien debería trabajar más coordinadamente con la SUNAT para de esta manera ganar tiempo y lograr registrar nuestra empresa con su número de RUC correspondiente. Ambas instituciones deben no solamente adecuarse al Gobierno Electrónico creciente del Estado Peruano, sino también invertir más recursos en Educación Registral y Tributaria desde el colegio con el apoyo estratégico decidido del Ministerio de Educación y la SUNEDU.

Eliminemos las barreras burocráticas contenidas en los Textos Únicos de Procedimientos Administrativos (T.U.P.A.) de las entidades vinculadas con la formalización de las empresas, tales como las Municipalidades, los Gobiernos Regionales, los Registros Públicos, la SUNAT, los Ministerios, entre otros. Debiéndonos apoyar en INDECOPI cuya presencia en provincias debe fortalecerse prioritariamente.

La clave SOL de la SUNAT y los consejos de tu asesor legal tributario serán determinantes para iniciar tus actividades económicas conforme a ley; sin perjuicio de mejorar la información y orientación tributaria al contribuyente tanto en las áreas de tributación municipal, tributación interna y tributación aduanera. El espíritu de trabajar en equipo será fundamental de parte de los nuevos actores políticos para mejorar nuestra realidad empresarial.

Según, el actual Jefe de la SUNAT, en entrevista reciente a Semana Económica: “Tenemos un plan al 2018 con productos que impactarán en los siguientes años. Uno de ellos es la plataforma de ingresos, que permitirá que los contribuyentes tramiten el 100% de sus declaraciones y solicitudes a través de una plataforma amigable y ad hoc a sus necesidades. Otro hito es el del expediente virtual. Vamos a empezar con la cobranza coactiva. También estamos implementando la fiscalización electrónica”.

El factor tributario va de la mano con el factor laboral, por lo tanto, el siguiente paso será abrir la Planilla para considerar a los colaboradores que son parte del equipo de la empresa, sin perjuicio de utilizar el régimen laboral especial que contempla la Ley MYPE con la finalidad de controlar los costos laborales.

Lo que el Perú necesita es descentralizarse y evolucionar su visión respecto a la gestión de personas no quedándonos estancados en la discusión improductiva de la remuneración mínima vital y dar el verdadero salto hacia la Gestión de Compensaciones y Prestaciones voluntarias basadas en la cultura de la productividad.

Hablando de productividad recomiendo la página web del Ministerio de la Producción cuya dirección es www.produce.gob.pe y sobre todo la página web http://www.emprendedorperuano.pe/ que se caracteriza por apostar firmemente en la capacitación que tanto necesita el emprendedor peruano en diferentes áreas del saber empresarial, tales como: alternativas de financiamiento, articulación a mercados, neuromarketing, asociatividad empresarial, gestión de las tecnologías de la información, entre otros.

Finalmente pero no menos importante tenemos la participación de las municipalidades provinciales y distritales en la formalización y apoyo a las empresas formales, sobre todo en sus primeros años, a través de tasas razonables y un servicio administrativo esmerado. Se hace necesario que los gobiernos locales acerquen los servicios del Indecopi a la gente, ya que no podemos hablar de formalización sin dejar de promover la Cultura de la Calidad en los productos y servicios que existen en el mercado. Que viene hacer parte de misión institucional del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual – INDECOPI