Fix: Un negocio saludable

Publicidad

Despertarse más temprano de lo necesario para lavar frutas, picarlas, prepararse un extracto como desayuno y luego lavar la extractora, es más de lo que la mayoría de personas está en capacidad de hacer por las mañanas. Quizás es por eso que los jugos procesados siguen siendo una alternativa para desayunos y loncheras. Están a la mano, es fácil conseguirlos. Macarena y Verónica Tabja se preguntaron qué pasaría si esos extractos ricos y naturales que ellas se preparaban religiosamente, fueran puestos al alcance del público de una manera cómoda. La preocupación que las hermanas sienten por su alimentación es anterior a cualquier tendencia: desde niñas, una dieta saludable era la norma familiar. Y ya de adultas, Macarena, fotógrafa, y Verónica, nutricionista, procuraron siempre encontrar opciones sanas. De pronto, ese estilo de vida podía convertirse en un medio de vida. Esa fue la premisa de lo que hoy es Fix, su propia marca de extractos crudos y prensados en frío.

11693828_1445090852467038_999320589785178945_nAlimento vivo
Fix, como tal, vendría después. El 2013, las Tabja lanzaron un producto que se llamó Viva Juice: se trataba de extractos de frutas y vegetales variados que constituían un pack de seis botellas de 500 ml cada una. A diferencia de un proceso común, el prensado en frío permite obtener más nutrientes y absorberlos de forma más pura. Viva Juice servía como reemplazo de cada una de las tres principales comidas del día, a manera de desintoxicación o programa de detox.

Las hermanas se encargaban de todo. Instaladas en la cocina de Verónica, lavaban y cortaban fruta, preparaban los jugos, embotellaban y etiquetaban el producto. Y, por último, lo repartían. En los inicios, producían alrededor de cinco sixpacks diarios que vendían a pedido.

El interés del público fue inmediato, y los pedidos las mantenían de pie y trabajando hasta las dos de la mañana. Fue un primer periodo intenso. Pero, como explica Macarena, asumieron que el entusiasmo también se debía a la novedad, y se propusieron demostrar el valor de su producto. Sobre todo teniendo en cuenta que no había otro igual en el mercado, y que sus principal competencia eran jugos naturales con precios mucho menores. “Para una botella de 500 ml se necesita más de un kilo y medio de fruta”, advierte Macarena. “Nosotras no usamos agua: todo es extracto puro. Además, casi todos nuestros insumos son orgánicos –y los que no lo son es porque aún no se encuentra su versión orgánica en Lima. Y todos los ingredientes son producidos en el Perú”, afirma Macarena. La producción orgánica está muy ligada al comercio justo, de ahí que los precios sean más altos, pero valga la pena pagarlos.

La llegada de Fix
En pocos meses pasaron a producir doce twelve-packs diarios. Contrataron dos empleados, compraron una segunda extractora y se mudaron a un taller más grande en Surquillo. Apareció una segunda presentación, de 300 ml. No solo los que querían hacer una desintoxicación podían consumir los jugos: podía hacerlo cualquiera que quisiera una merienda saludable.

Alexandra Llosa y Álvaro de Rivero, de KO, se acercaron a las Tabja y les propusieron asociarse: ellos también habían considerado crear una marca de extractos, pero al reconocer que ya existía un buen producto en el mercado, en lugar de competir pensaron en aliarse. Eso hicieron: ahora, Llosa y De Rivero se encargan del marketing, mientras las Tabja siguen frente a la producción. Esa nueva energía coincidió con algunos problemas para inscribir Viva Juice en Registros Públicos. Sucede que el supermercado Vivanda tiene una marca de vegetales congelados que se llama Viva, y se opuso al nombre. Las Tabja decidieron no perder el tiempo en gestiones, y aprovecharon la nueva sociedad para relanzar los extractos: el contenido seguía siendo el mismo, solo el nombre cambió a Fix.

Desde este año se puede encontrar un stand de Fix en el ecomarket de San Isidro, en Miguel Dasso, y ahí mismo están las Tabja vendiendo. Explican que es un gusto conocer a sus compradores y ver las reacciones de quienes prueban sus combinaciones. El ecomarket les ha permitido generar otro vínculo con el público, y entender qué es lo que busca la gente que está preocupada por su salud y la de su familia. Por otro lado, Fix también se vende en la tienda Madre Natura, y en ambos locales de La Sanahoria. Además, siguen atendiendo pedidos a domicilio de lunes a viernes. La entrega puede tomar de un día para el otro, pero si se hace el pedido muy temprano, con suerte se puede estar recibiéndolo en casa a final del día. Después de todo, si algo les sobra a las creadoras de Fix, es energía.

Encuentra todos los sabores y las propiedades de Fix en: www.facebook.com/fixeate