Ganar o perder, tú decides

Ganar o perder, tú decides

Publicidad

En el mundo de los negocios se gana y se pierde. Esta es una regla que no tiene necesidad de demostración y que todos quisiéramos que se cumpla solo en su primera premisa; pero lo real es que la segunda también se cumple y muchas veces con bastante regularidad, lo cual por supuesto nos debe preocupar si queremos seguir vigentes en el mercado.

En ese sentido, existen muchos factores que generan el ganar o perder, y resulta que algunos de ellos no están bajo nuestro control, aunque debieran. Por lo tanto, es nuestra obligación como empresarios que finalmente somos, mantener un control total sobre todos los factores, de modo que podamos maximizar nuestras ganancias y al mismo tiempo minimizar las pérdidas.

Y aunque esto suene conocido, lo real es que un grueso de nuestros pequeños empresarios dejan un poco a la suerte esta verdad, con la idea de que “conocen su mercado”, o que “tienen años haciendo lo mismo”, que “sus clientes no los cambiarían”, o simplemente porque “es suficiente lo que tienen, para que más”; y otros argumentos que seguramente les dan cierta seguridad para seguir como están hasta el momento.

Desde mi punto de vista y tomando en cuenta la fuerte competencia que hoy existe y enfrentan los negocios, dejar las cosas un poco a la suerte o a la experiencia informal es poner en serio peligro lo logrado con tanto esfuerzo y que correspondió a una etapa en que la competencia no era tan amenazante ni masiva. Hoy los tiempos cambiaron y si queremos mantenernos en el mercado tenemos que incorporarnos a ese nuevo escenario, de lo contrario estaremos destinados al fracaso.

¿Cómo lograr ese control? La respuesta es simple: mediante el planeamiento.

Sí, el planeamiento de nuestro negocio, desde donde trabajemos y estemos dispuestos a cambiar (de ser necesario) algunas de las habituales formas de administrar, a pesar que éstas nos hayan sido útiles en el pasado, con el único objeto de consolidarnos. Un planeamiento donde vayamos a ver más allá de la perspectiva financiera; es decir, que no solo nos preocupemos por si generamos ingresos o no, sino que incluyamos en nuestras decisiones otros asuntos como:

  • El aprendizaje y crecimiento individual de nuestros colaboradores creando valor, como una manera de incorporar a todos en el objetivo principal de nuestra empresa.
  • Los procesos internos del negocio; es decir, adecuar los procesos internos de la empresa a fin de maximizar la satisfacción del cliente y de lograr altos niveles de rendimiento financiero.
  • El conocimiento de nuestros clientes, tema que es fundamental porque tener clientes leales y satisfechos asegura nuestro mercado, y además permite reforzar el rendimiento financiero de nuestra empresa.
  • El desempeño financiero, lo cual implica directamente la satisfacción de las necesidades del propietario o de sus accionistas; es decir, hablamos finalmente de las ganancias, el rendimiento económico, el desarrollo de la empresa y su rentabilidad.

Sin embargo, el crecimiento fortuito de tanto emprendedor en el país pareciera contradecir esta propuesta, ya que muchos han salido adelante y han alcanzado niveles de crecimiento que seguramente ni ellos mismos soñaron sin necesidad de planificar y/o adecuarse a este esquema. Es cierto, no lo dudo, pero debemos ser sinceros al decir que las condiciones del mercado han venido cambiando y se hacen cada vez más exigentes. Por lo tanto, tomar medidas como la propuesta es una buena decisión que recomiendo considerar.

He podido ver,  entre las personas y amigos que conozco, que se les ha hecho muy difícil aceptar este cambio, pues de verdad hay muchas modificaciones en delante sobre cómo manejar el negocio. Atrás quedan todas esas informalidades internas que la mayoría de nuestras pequeñas empresas mantienen y que necesitan mejorar. Quienes apostaron por el cambio les costó mucho adecuarse, pero finalmente lo lograron, y quienes no lo siguieron hoy están dedicados a otros cosas. Es una lástima pero es también una realidad.

Esperemos que quienes nos siguen se interesen y al menos averigüen un poco más, no vaya a ser tarde después.

 

Alfredo Suasnabar U.
Teléfono 948912102
Email: alfredosuasnabar@yahoo.es