Publicidad

Negocios a la mexicana

Publicidad

Conocer otros lugares es un gran nutriente de ideas a la hora de hacer negocios; sin duda, los empresarios que viajan fuera del país conocen otras tecnologías, otros procesos y otros diseños.

Uno de los lugares que conozco es México. Estuve cerca de cinco meses allí estudiando Antropología y pude conocer la cultura mexicana a través de su vida cotidiana, sus comidas y costumbres, además de aquellas particularidades, esos rasgos característicos de los negocios mexicanos, los cuales describiré a continuación.

Los mercados prehispánicos

Al igual que nosotros, los mexicanos van al mercado o supermercado los fines de semana para hacer las compras, pero también hay una alternativa que funciona un día a la semana y se le llama tianguis. Es un mercado popular itinerante donde los mexicanos saben que pueden encontrar “de todo”. Abarca varias cuadras de largo y es una buena opción para comprar frutas y verduras frescas, así que si estás por México no te puedes perder la oportunidad de visitar uno. En el barrio en que viví, por ejemplo, se armaba los días martes. En la ciudad de Guadalajara, a pesar de haber mercados y supermercados, el tianguis sobrevive desde épocas prehispánicas por ofrecer buenos precios y ubicarse cada día en barrios diferentes, acercando así los productos a la gente.

Pregoneros en USB

En todo el mundo se sabe que para vender hay que comunicar. En Perú, antiguamente existieron pregoneros que comunicaban con melodía, rima y picardía sus productos; esto fue quedando en el pasado y ahora tenemos altoparlantes con sonidos roncos y a todo volumen que resultan estridentes y algunas veces detestables. Lo que vi (mejor dicho, escuché) en México fueron grabaciones melódicas repetitivas; es decir, si se venden tamales en una camioneta ambulante, ésta tiene un audio que suena y evita el tener que hablar todo el día por un micrófono. Con solo insertar un USB que contenga la pista adecuada ya cuentas con un locutor que cantará todo el día por ti si es necesario.

Este sistema es muy común en México, pero en Perú solo es usado por pocos. Los vendedores mexicanos de gas recorren los barrios con sus camiones utilizando una música característica que permite identificarlos rápidamente; el camión que vende bidones de agua también tiene su melodía. Como se ve, el uso de la tecnología nos brinda soluciones económicas y efectivas si estamos atentos al potencial que tienen para los negocios y los emprendimientos.

Las experiencias exitosas del pasado (los tianguis, por ejemplo), así como la tecnología que es cada día más accesible, son valiosas si las aplicamos adecuadamente. Amigo emprendedor, ¡experimenta un poco!, atrévete a ser pionero; si hacemos siempre lo mismo, no esperemos resultados distintos; si una fórmula no funciona busca otras y verás que aprenderás mucho en el proceso.

Si te agradó el tema, puedes escribirme al correo e.g.salvatierra@gmail.com para seguir conversando.