Yerbatero: un desayuno saludable

Publicidad

Era martes, hacía frío y el cielo estaba gris. Mi destino era Barranco y llegaría hasta allá usando el Metropolitano, así que cargué mi tarjeta con cinco soles para los viajes de ida y vuelta. Iba a conocer a Carla Reátegui, una joven comunicadora que durante mucho tiempo estuvo sumergida en el inmenso mar de la publicidad, los medios y el marketing.

Pero Carla ocultaba que, a pesar de tener un buen trabajo, lo que hacía no le apasionaba y soñaba con la loca idea de ser una emprendedora; sin embargo, no sabía aún qué negocio iniciar, todo era confuso hasta que, por cosas del destino, la vida le mostró el camino.

“No tenía muy claro qué negocio emprender. En ese momento empecé a enfermarme muy seguido y fui investigando las cosas que me pasaban y me empezó a interesar mucho todo lo relacionado a salud y bienestar. Fue entonces cuando decidí convertirme en una emprendedora, porque estaba cansada de trabajar en publicidad. Ya no me veía ahí, no me gustaba ni me apasionaba lo que hacía y por eso tomé la decisión de emprender un negocio relacionado a ese tema”.

Y así ocurrió. Carla dejó su trabajo allá por el año 2011 y se dedicó por completo a su negocio. Ya tenía una visión clara de lo que quería hacer: su negocio tenía que estar dirigido a la comida saludable. Aprovechó el 2012 para asesorarse y capacitarse, y en el 2013 lanza al mercado Yerbatero Emolientes, que en sus inicios apostó por el delivery de desayuno saludable.

“Yerbatero empezó como un delivery de desayuno saludable a oficinas, porque la problemática que tenía más cercana era lo que yo había vivido. Me enfermaba porque no tomaba un buen desayuno y no sabía qué comer, específicamente en las mañanas, y no tenía muchas opciones”.

Pasaron algunos meses y el destino le abrió nuevas oportunidades para su negocio. Las empresas comenzaron a llamar a Carla solicitando desayunos para reuniones y eventos especiales, creando con el tiempo dos unidades de negocio dentro de Yerbatero Emolientes (catering para empresas, y canasta de regalo para cumpleaños y aniversarios), todo bajo el concepto de comida saludable.

Carla nos cuenta que el nombre de su empresa se debe a que “yerbatero” es el nombre que se le atribuye a la persona que trabaja o sabe del uso medicinal de las hierbas y “emoliente” por la sencilla razón que es su producto de bandera.

Pero al final ¿por qué se quedó solo con el nombre de Yerbatero? Carla nos lo cuenta: “al principio cuando hacía el delivery de desayunos, estos llevaban emoliente, sándwich y snack, pero cuando empecé a hacer el catering, me di cuenta que no solo vendía emoliente si no también café, jugos, aguas saborizadas, queques, dulces; entonces me limitaba mucho y preferí dejarlo como Yerbatero”.

Ya transcurrida la entrevista Carla Reátegui me contó que no fue fácil iniciar el negocio, en sus inicios tuvo muchas caídas y lo que ganaba no era lo que realmente espera del negocio. Pero gracias al apoyo de su familia que le dio el soporte emocional, que para ella es la parte vital para cualquier emprendedor, pudo continuar adelante y superar las adversidades que todo empresario tiene que enfrentar cuando materializa el sueño del negocio propio.

Cuando le pregunté sobre la visión a futuro de ella misma y de Yerbatero S.A.C., me sorprendió saber que en su proyección aparece solo ella como protagonista de su historia y de manera secundaria  Yerbatero S.A.C., algo así como un actor de reparto, “Si hace algún tiempo me hubieran preguntado cómo me veía. Sí, de hecho me imaginaba en una tienda de Yerbatero. Pero en realidad Yerbatero ha ido evolucionando al igual que yo como persona, y ha dependido mucho de mi evolución y mi aprendizaje para ver qué rumbo va a tomar la empresa. Lo que ahora he decidido es estudiar una carrera para certificarme como Health Coach (es la persona que asesora a llevar una vida sana y saludable) porque finalmente es a lo que me quiero dedicar”.

Sin embargo, Carla nos comentó que, si bien su futuro apunta a un desarrollo personal, no pretende descuidar su negocio y lo administraría como algo externo y, si se da la oportunidad de lanzar una tienda, lo haría pero de manera conjunta con otros emprendedores y en donde se ofrezca diversos productos relacionados a comida saludable.

Carla Reátegui, una joven comunicadora que no es vegetariana, ni vegana, pero que respeta mucho a quienes sí lo son, pregona la importancia de llevar una alimentación sana. Dejó un breve consejo a todos ustedes, amigos emprendedores.

“Cuando vas a emprender algo tienes que seguir tu intuición, seguir lo que te dice el corazón, por así decirlo. Y si ya decidiste emprender un negocio, este debe ser algo que te guste, que te apasione, que disfrutes, pues lo chévere de emprender es que estás dejando de lado un trabajo estable donde sigues reglas, abandonas presiones y tienes la oportunidad de hacer las cosas a tu manera, de desarrollar las cosas como a ti te gustan. Pero es básico que te informes, que te asesores y que leas mucho. Ahora, si vas a desarrollar un negocio con un socio, procura que él tenga los mismos valores que tú, la misma inversión, el mismo compromiso de trabajo y las mismas ganas, sino cumple estos requisitos, la sociedad no va a funcionar”.

There is 1 comment for this article
  1. Patricia Alocén at 08:04

    Carla Reátegui es lo máximo y su comida aparte de ser riquísima es saludable. Gracias Carla por permitirnos ser parte de tan lindo sueño que ya estamos viendo y degustando. Bendiciones.